¿Qué es la cavitación?

La celulitis es un problema que afecta al 90% de las mujeres en el mundo. Durante los últimos años se han producido grandes avances tecnológicos han dado la oportunidad de crear tratamientos estéticos para combatir este problema de la piel. 

En este caso explicaremos como el uso de las máquinas cavitación conseguirá que la celulitis se reduzca con su uso y permitirá la eliminación de grasa localizada.

¿Qué es la cavitación?

La cavitación consiste en un tratamiento estético que no emplea cirugía para conseguir que se elimine la grasa localizada en una zona específica del cuerpo. Mediante las máquinas cavitación se favorece la reducción del volumen del cuerpo con el empleo de ultrasonidos de baja frecuencia.

Consiste en un proceso no invasivo que muestra una gran eficacia, al emplear máquinas de cavitación sofisticadas y muy precisas que utilizan baja frecuencia. Los tratamientos de cavitación están contraindicados para:

  • Pacientes con marcapasos o cualquier otro dispositivo electrónico implantando en el cuerpo.
  • Pacientes con hipercolesterolemia o hipertrigliceridemia.
  • Pacientes con insuficiencia renal o insuficiente hepática.
  • Mujeres embarazadas.
  • Mujeres en período de lactancia.

¿En qué consiste el tratamiento?

Para el tratamiento de cavitación se emplean una serie de aparatos que producen microburbujas dentro del tejido adiposo. Con estas microburbujas se consigue romper los adipocitos para romper con cúmulos de grasa localizada. Al romperse se transforman el líquido que será expulsado a través de la orina y el sistema linfático.

La duración del tratamiento suele ser de un tiempo corto, entre 30 y 45 minutos cada sesión. Habitualmente es necesario realizar entre 6 y 12 sesiones, dependiendo de cuáles son las necesidades que tenga el paciente. Dependiendo de las herramientas que utilices existen 3 tipos:

  • Cavitación estable: Este el tratamiento más sencillo, en el cual se emplean ondas de baja frecuencia con la finalidad de disolver las células adiposas. Es empleada para acabar con la celulitis y tratar la grasa localizada. 
  • Doble cavitación: Con este tipo de cavitación utiliza ondas con diferentes frecuencias para producción de microburbujas. La combinación de estas frecuencias hace que la temperatura aumente, provocando su implosión y haciendo que el tejido se convierta en líquido.
  • Ultracavitación: emplea ondas de alta potencia. Con este tipo de cavitación consigue los mismos resultados que los otros dos. Está destinado para pacientes que tienen una peor textura y estructura de la piel.

Beneficios de la cavitación

Este revolucionario tratamiento de cavitación ofrece ciertos resultados, además cuenta numerosos beneficios:

  • Combate la celulitis y la piel de naranja.
  • Tonifica los tejidos de la piel.
  • Mejora la circulación.
  • Expulsa las toxinas y los líquidos.
  • Ayuda a regular el tránsito intestinal.
  • Activa la producción de colágeno.
  • Llega a la grasa localizada entre  los tejidos, difícil de eliminar por otros métodos.

¿Cuánto dura el efecto de la cavitación?

Mediante el tratamiento de cavitación, ayudando a eliminar la concentración de la grasa localizada. Para obtener un mejor resultado es recomendable llevar una dieta equilibrada para que su efecto sea más duradero. El no llevar una dieta puede provocar un efecto contraproducente.

Para obtener los resultados deseados se debe ser constante y realizar entre 10 y 12 sesiones espaciadas en 72 horas.

Es un hecho que la duración de la cavitación depende del estilo de vida que lleve el paciente. Por eso es importante que se siga una dieta saludable y realizar ejercicio físico de manera frecuente.

 

Por todas estas razones es importante que en tu centro estético cuentes con máquinas cavitación.

Deja un comentario

¡Te informamos!